Recomendar a un amigo.

Puerta Corredera

La puerta corredera facilita la carga de la silla de ruedas en la parte posterior del vehículo. Puede instalarse en vehículos de cinco puertas. Funciona mediante un motor eléctrico que, alojado en la puerta misma y controlado por un botón o un interruptor situado en una cómoda posición, hace retroceder la puerta y libera el espacio necesario para el paso de la silla de ruedas plegada. El uso de esta puerta modificada es exclusivamente eléctrico. Está dotada de sistemas de seguridad por lo que: - Cuando la puerta anterior está cerrada, la puerta corredera no puede activarse. - En caso de presencia de un obstáculo en su trayecto, interviene un sistema de seguridad que la frena inmediatamente. - En caso de un mal funcionamiento de la instalación eléctrica, la puerta corredera puede cerrarse o abrirse manualmente. La puerta corredera es robusta, fiable, estéticamente agradable y mantiene un cierre perfectamente hermético, de manera que evita las infiltraciones de agua cuando llueve. En caso de venta del coche, la adaptación puede quitarse para devolver el vehículo a su condición original. Este producto ha pasado las pruebas de compatibilidad electromagnética y tiene marcado CE. .
puerta corredera 1

Caracteres escritos: